martes, 2 de febrero de 2010

De protagonista a secundario. Los actores que dan el salto


Pregunta: ¿Qué tienen en común Marion Cotillard (“Nine”), Penelope Cruz (“Nine”), Matt Damon (“Invictus”), Woody Harrelson (“The Messenger”), Julianne Moore (“A Single Man”) y Samantha Morton (“The Messenger”), además de ser todos ellos aspirantes al Oscar éste año? Respuesta: Todos fueron nominados anteriormente a mejor actor o actriz principal y ahora aspiran a la nominación en la categoría de secundarios.

Creo que es interesante mencionarlo porque el movimiento en ésta dirección -en oposición a estar nominado como secundario y más adelante conseguir la nominación como protagonista- fue extremadamente poco frecuente hasta hace poco más de una década. ¿Por qué? Bueno, eso depende de que época hablamos...

Durante la era de los grandes estudios, los protagonistas de casi todas las películas de primera fila eran "estrellas". Los estudios invertían enormes cantidades de tiempo y dinero para convertir a un actor en "estrella" para el público, por tanto no permitían a una joven estrella -especialmente a una que ya hubiera sido nominada a un Oscar como secundario- hacerse cargo de un papel que representara una pausa o regresión en su estrellato (por ejemplo un pequeño papel o un papel secundando a otras estrellas).

Tras el colapso del sistema de los grandes estudios a finales de 1940 y principios de 1950, una nueva figura emergió en Hollywood: los agentes. Las estrellas habían quedado libres ahora de los largos contratos que las ataban a los estudios y que les hacían cobrar los míseros sueldos que habían acordado tiempo atrás cuando todavía eran ingenuos y no se habían convertido aún en grandes estrellas. Pero entonces no tenían al estudio detrás guiando cuidadosamente sus carreras, así que contrataban a un agente que lo hiciera. Éstos pronto se dieron cuenta de que permitir a su "estrella" aceptar papeles secundarios no era lo más conveniente para los intereses económicos de ambos.

El cambio se produjo debido al auge del cine indie a finales de los 80 y principios de los 90. De repente, los papeles más jugosos como protagonista y secundarios -y los que más atraían la atención de los votantes de los Oscar- estaban siendo ofrecidos en las películas independientes, no en las grandes producciones. Como consecuencia de ello, muchos actores importantes que ya habían logrado fama y dinero pero que estaban necesitados de premios y aclamación por parte de la crítica, empezaron a aceptarlos. De hecho, de todas las ocasiones en los 81 años de los Oscar en que un actor o actriz fue nominado como secundario tras haberlo sido anteriormente como principal, más del 50% fue a partir de 1990.

En cuanto a los aspirantes al Oscar éste año que mencioné al principio del post, sería la segunda vez para Cruz, Moore y Morton que reciben la nominación como secundarias tras haberla recibido como actrices protagonistas. Para Damon y Harrelson sería un nuevo paso -un paso que las anteriores generaciones creían que iba en la dirección errónea, pero que se ha vuelto muy común en nuestros días.
A continuación teneis una lista con todos los actores y actrices en la historia de los Oscar que fueron nominados como protagonistas, y posteriormente como secundarios:

Walter Huston (“Yankee Doodle Dandy,” 1942)
Walter Huston (“The Treasure of the Sierra Madre,” 1948) GANÓ
Victor McLaglen (“The Quiet Man,” 1952)
Arthur Kennedy (“Trial,” 1955)
Mickey Rooney (“The Bold and the Brave,” 1956)
Arthur Kennedy (“Peyton Place,” 1957)
Arthur Kennedy (“Some Came Running,” 1958)
Montgomery Clift (“Judgment at Nuremberg,” 1961)
James Mason (“Georgy Girl,” 1966)
Laurence Olivier (“Marathon Man,” 1976)
Alec Guinness (“Star Wars,” 1977)
Maximilian Schell (“Julia,” 1977)
Melvyn Douglas (“Being There,” 1979) GANÓ
Mickey Rooney (“The Black Stallion,” 1979)
Jack Nicholson (“Reds,” 1981)
James Mason (“The Verdict,” 1982)
Jack Nicholson (“Terms of Endearment,” 1983) GANÓ
Michael Caine (“Hannah and Her Sisters,” 1986) GANÓ
Alec Guinness (“Little Dorrit,” 1988)
Marlon Brando (“A Dry White Season,” 1989)
Al Pacino (“Dick Tracy,” 1990)
Ben Kingsley (“Bugsy,” 1991)
Gene Hackman (“Unforgiven,” 1992) WON
Jack Nicholson (“A Few Good Men,” 1992)
Al Pacino (“Glengarry Glen Ross,” 1992)
Paul Scofield (“Quiz Show,” 1994)
James Woods (“Ghosts of the Mississippi,” 1996)
Anthony Hopkins (“Amistad,” 1997)
Robin Williams (“Good Will Hunting,” 1997) GANÓ
Robert Duvall (“A Civil Action,” 1998)
Geoffrey Rush (“Shakespeare in Love,” 1998)
Billy Bob Thornton (“A Simple Plan,” 1998)
Michael Caine (“The Cider House Rules,” 1999) GANÓ
Tom Cruise (“Magnolia,” 1999)
Jeff Bridges (“The Contender,” 2000)
Albert Finney (“Erin Brokovich,” 2000)
Ben Kingsley (“Sexy Beast,” 2001)
Ian McKellen (“The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring,” 2001)
Jon Voight (“Ali,” 2001)
Ed Harris (“The Hours,” 2002)
Paul Newman (“Road to Perdition,” 2002)
Morgan Freeman (“Million Dollar Baby,” 2004) GANÓ
William Hurt (“A History of Violence,” 2005)
Alan Arkin (“Little Miss Sunshine,” 2006) GANÓ
Javier Bardem (“No Country for Old Men,” 2007) GANÓ
Philip Seymour Hoffman (“Charlie Wilson’s War,” 2007)
Tom Wilkinson (“Michael Clayton,” 2007)
Robert Downey, Jr. (“Tropic Thunder,” 2008)
Philip Seymouf Hoffman (“Doubt,” 2008)
Heath Ledger (“The Dark Knight,” 2008) GANÓ

Post de Scott Feinberg para "And the winner is...". Traducción de Roger Reyes.

5 comentarios:

Víctor Winslet dijo...

Cómo os curráis los posts eh...
Me ha parecido muy curioso eso de que antiguamente los estudios no permitían que sus estrellas se "rebajasen" a papeles secundarios, quizás por eso Katharine Hepburn jamás fue nominada como Mejor Actriz de Reparto, o otras como Thelma Ritter se vieron "condenadas" a ser nominadas (y nunca premiada) siempre como secundaria.

Anónimo dijo...

Me parefe qu e falta JESSICA TANDY. Ganó por CONDUIENDO A MISS DAISY y nomianda por TOMATES VERDES FRITOS

Mordesdrom dijo...

Esta lista es de solo actores, falt aincluir a las actrices

Tomás Sala dijo...

Está un poco tirado de los pelos, porque en definitiva las dos listas demuestran que esto viene de hace rato, desde mucho antes que los '90. Y por otra parte, está el factor arbitrario de encasillar ciertos papeles como secundarios. Lo muestran recientes ejemplos como Cate Blanchett por Notes on a Scandal o Julianne Moore por The Hours (un notable protagónico.)

Anónimo dijo...

Ayyy que injusta fue la academia con la inmensa Thelma Ritter
Luisfer