jueves, 12 de noviembre de 2009

Actores para el Oscar (VIII): George Clooney

La categoría de 'mejor actor protagonista' está destacando por la cantidad (y calidad) de merecedores a acabar alzando la estatuilla. Hace dos años, Daniel Day-Lewis era el rey absolutista con There will be blood y el año pasado, la cosa estuvo desde el principio entre Mickey Rourke (The Wrestler) y Sean Penn (Milk) con victoria, por la mínima, para este último.
En esta ocasión (y aún sin conocer al favorito de los críticos) no encontramos a un único favorito, sino a varios, lo que promete una competición muy entretenida.
Nos detendremos, pues, en uno de estos: el carismático George Clooney.

Nacido en Lexington, Kentucky, el 6 de Mayo de 1961, es hijo del actor y presentador Nick Clooney, y la política Nina Warren, teniendo una hermana mayor, Ada. Sobrino del oscarizado actor José Ferrer (Cyrano de Bergerac) y la cantante de jazz-country Rosemary Clooney. La primera aspiración de George fue convertirse en jugador profesional de baseball, que desechó al ser descartado para jugar con los Cincinnati Reds. Animado por su primo Miguel Ferrer buscó la oportunidad de convertirse en actor, marchando a Los Angeles donde se matriculó en el Beverly Hills Playhouse, consiguiendo sus primeros trabajos como extra y actor secundario en infinidad de series de televisión. La soporífera Return to Horror High (1987) se convertiría en su primera película como protagonista.

En estos años contrae matrimonio con la también actriz Talia Balsam, unión que apena perduraría 4 años. A principios de la década de los 90, alternará papeles televisivos y cinematográficos de escasa relevancia, viniendo su gran oportunidad de la pequeña pantalla: en 1994 se le ofrece el rol del emblemático Dr. Doug Ross en ER, protagonizando la mítica serie durante sus primeras cinco temporadas (por este papel sería nominado a los Globos de Oro, los Emmy y los Premios del Sindicato de Actores) en la que se perfila la imagen de seductor que posteriormente será marca de la casa. Paralelamente y como consecuencia del éxito de este proyecto, comienzan a llegarle ofertas más interesantes para el cine; será partenaire de Michelle Pfeiffer en la romántica One Fine Day (1996), de Michael Hoffman; co-protagonizará la película de culto From Dusk Till Dawn (1996), de Robert Rodríguez, encarnará al mismísimo Batman (por desgracia) en la peor película de la saga: Batman & Robin (1997), de Joel Schumacher, y vivirá “un romance muy peligroso” con Jennifer López en Out of Sight (1998), su 1ª colaboración con el director Steven Soderbergh.

Reclamado por las altas esferas de Hollywood, Clooney negocia su salida de la serie, embarcándose en dos largometrajes que aumentan las críticas positivas hacia su talento: Three Kings (1999), de David O. Russell, y O Brother, Where Art Thou? (2000), de Joel & Ethan Coen, por el que será galardonado con el Globo de Oro a Mejor Actor Comedia/Musical (posteriormente volverá a trabajar con los hermanos directores en Intolerable Cruelty y Burn After Reading).

Consagrado como el último galán, apuesta por las superproducciones, como la fallida The Perfect Storm (2000), de Wolfgang Petersen; y se reencuentra con Soderbergh con el que se encauza en Ocean's Eleven (2001), remake de la película homonónima de Lewis Milestone, interpretando a Danny Ocean, papel que en la original desempeñó Frank Sinatra. El taquillazo internacional les lleva a una 2ª parte (2004) y una 3ª (2007). No olvidamos el otro remake en el que ambos colaboraron: Solaris (2002) no pudiendo superar al clásico de Andrei Tarkovsky y la adaptación de la novela de Joseph Kanon: The Good German (2006).

En estos momentos gratificantes de su carrera, Clooney cumple un capricho y debuta como director con la inquietante Confessions of a Dangerous Mind (2002). Repetiendo experiencia en dos ocasiones posteriores: en Good Night, and Good Luck (2005), realiza también las labores de guionista (junto a Grant Heslov), su segundo trabajo tras las cámaras recibirá excelentes críticas siendo nominada a 6 Oscars (incluida Mejor Película, Director y Guión Original). En 2008 presentó Leatherheads en el que se guardó el papel protagonista.

El Tío Oscar era sólo cuestión de tiempo, llegando en 2006 pero no por su retrato del periodo de “la caza de brujas” sino por su brillante actuación en Syriana (2005), de Stephen Gagham, que le valió su 2º Globo de Oro y el Oscar, ambos como Mejor Actor de Reparto.

La guinda de una trayectoria fulgurante que le ha colocado entre los actores mejores pagados, deseados y con una actividad de lo más interesante, llevándole a su 1ª nominación al Oscar como Actor Protagonista: Michael Clayton (2007), de Tony Gilroy, y que seguramente le otorgará la 2ª leyendo las entusiastas críticas que ha conseguido por Up in the Air, la última película de Jason Reitman y que le sitúa en los primeros puestos de todos los termómetros de este año.

De momento su nominación parece segura pero..

2 comentarios:

Lalo dijo...

No creo que gane un 2º Oscar tan pronto, pero conseguir una nueva nominación en tan poco tiempo después de años en los que sus películas eran puramente comerciales, me parece un gran éxito, y se debe a lo bien que ha reconducido su carrera (al igual que, por ejemplo, Penélope Cruz).

http://premiosdelpublicotv.blogspot.com/

Miguel dijo...

Es un tipo que la verdad es que me cae bien. Y como actor me parece solvente.
Quizás le falte versatilidad, pues siempre se cuela en papeles similares, o comedias esperpénticas. Pero amos, que muy competente y majo.

La nominación me parece segura... que gane lo veo complicado habiendo ganado su Oscar tan pronto.