domingo, 29 de noviembre de 2009

Actores para el Oscar (XIII): Abbie Cornish

Su nombre fue el primero en sonar para esta carrera desde que Bright Star fuera presentada en la pasada edición del Festival de Cannes. 6 meses y sigue en la mecha... sus opciones son, actualmente, un dilema (de momento, hemos visto como los Satellite la han arropado) y puede que tengamos que esperar hasta el día del anuncio de las nominaciones a los Premios de la Academia para comprobar si la meta la alcanza o no.

Nacida el 7 de Agosto de 1982, en Lochinvar, Nueva Gales del Sur, en el seno de una familia numerosa, siendo la 2ª de los cinco hermanos, instalada en una granja en Hunter Valley. Sin antecedentes familiares relacionados con el mundo del espectáculo (su padre regentaba un negocio de reciclaje), la pequeña Abbie probó suerte como modelo ocasional, consiguiendo un papel en la serie de la ABC australiana, Wildside, por el que obtuvo en 1999 el premio a la mejor actriz juvenil por el Australian Film Institute lo que le fue abriendo las puertas a nuevos trabajos y alejándola de su primera idea de estudiar veterinaria.

Así, al año siguiente, con 18 años, debuta en el cine con el mediocre thriller The Monkey's Mask, de Samantha Lang. Volverá a la televisión, participando en la serie infantil Outriders y otras producciones nacionales, siendo redescubierta para la gran pantalla en la exitosa cinta independiente Somersault (2004), de Cate Shortland, acaparadora de 13 premios en los Australian Film Institute, entre ellos el de Mejor Actriz Protagonista para Cornish (que, aparte, recibió otros tantos galardones importantes en su país).

Aclamada como la nueva promesa del cine australiano, Cornish logra trabajar en películas que le abrirán las puertas al cine internacional formado pareja con estrellas nacionales consagradas. En primer lugar, junto al malogrado Heath Ledger en la romántica Candy (2006), de Neil Armfield (donde también aparecía el oscarizado Geoffrey Rush). Por otra parte, se colaba en el reparto de A Good Year (2006), de Ridley Scott, film a la medida para su compatriota Russell Crowe, y por último, en la secuela de Elizabeth (1998), un film de gran repercusión allí. The Golden Age (2007), de Shekhar Kapur, nos devolvía a Isabel I de Inglaterra con el rostro de Cate Blanchett ahora amenazada por la Armada Invencible, mientras que nuestra actriz interpretaba a su lady favorita.

En 2008 da el salto a Hollywood de la mano de la cineasta indie Kimbely Peirce (Boys Don't Cry, 1999) compartiendo cartel con Joseph Gordon Lewitt, Channing Tatum y Ryan Phillippe en Stop Loss. Este olvidadizo título daría fruto a la actual relación sentimental que mantienen Cornish y Phillippe.

La aclamada directora Jane Campion no se lo pensó al elegirla para encarnar a Fanny Brawne, el amor del poeta romántico John Keats. Bright Star es sin duda, junto An Education, la película romántica del año, y una buena muestra de las cualidades de Abbie para esta industria. Muchos han elogiado su trabajo, su esfuerzo por adecuar su entonoción al inglés británico (incluso a más de uno le sorprendió que no se alzase con la Palma de Oro en Cannes). A la espera de estas semanas decisivas, puede estar tranquila con su futuro profesional: actualmente se encuentra rodando la superproducción "made in USA" Sucker Punch, el esperado nuevo trabajo del visionario Zack Snyder.

Suerte para su estrella brillante.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me toco verla en "Bright Star" y la verdad su actuacion es muy buena. Sin exageraciones o aspavientos trasmite las emociones de amor y desesperacion. La escena de la crisis emocional vale por mil. Ojala si consiga la nominacion

cinespera dijo...

Creo que tendra una gran carrera pero tiene mucha competencia

http://cinealberto.blogspot.com/