sábado, 6 de marzo de 2010

ANÁLISIS DE CATEGORÍAS: Mejor Película de habla no inglesa

MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA:
"Un prophète", Francia
"Ajami", Israel
"Das weisse Band", Alemania
"El secreto de sus ojos", Argentina
"La teta asustada", Perú

Un drama carcelario, dos dramas sociales, un film noir, y un drama ideológico firmado por Haneke. Cinco propuestas muy diferentes, muestra del gran cine que se está haciendo fuera de Hollywood, en las que la calidad reside por todos lados. Tanto es así que hemos preferido analizar la categoría justo antes de mejor película ya que incluso, superan a algunas de las que se han colado a mejor película.

"Un prophète", Jacques Audiard, Francia.
La historia del aprendiz y su maestro (figura simbólica fraternal ante la pérdida de los padres biológicos) que tras aprender todo lo que puede de éste, lo supera, pero esta vez en la cárcel. Ésa es la historia que retrata Jacques Audiard en "Un prophète". Un drama carcelario que deja de lado los elementos típicos en este tipo de películas. Simplemente el poder de la historia es capaz de mantener tal tensión, apoyada en un realismo que deja atónito en algunas ocasiones, que no necesita añadir ningún artificio para mantener atento al espectador, a pesar de que su metraje alcance las doras y media.
Además de ese guión que logra mantener la emoción gracias a los giros secundarios que se simplifican (por ejemplo, presentando a los personajes secundarios con didascálicos) para no perder la atención, le acompañana una cuidada fotografía y la maestría en la técnica de cámara (recupera el iris para introducir el recuerdo o lo que pertenece al mundo onírico y de la mente) posee gran poder de atracción que seduce al espectador.
Es la historia de superación personal del joven Malik, de realización de un ser a través de la ascensión, como una de las línea estructurales clásicas del cine de gángsters. La diferencia viene dada por la actualización que plantea el tema bajo el mestizaje cultural.
La nominación de "Un prophète" supone la treinta y seis para el país galo, que ya cuenta con nueve estatuillas. La última vez que Francia lucho en esta categoría fue con la cinta de Laurent Cantent, "Entre les murs", aunque no lo logró. Este año, la dualidad entre la película alemana y la argentina, parece dejarla fuera de las apuestas, pero se sustenta como la gran alternativa a estos dos films.
"Ajami", Scandar Copti & Yaron Shani, Israel.

Ejemplo del realismo social/criminal que muestra de manera personalizada los conflictos que se originan en una tierra donde palestinos, musulmanes y cristianos conviven. Todo esto origina un clima de odio en el que la venganza se va acrecentando de unos a otros. Es una película coral, estructurada en capítulos movidos anacrónicamente, que otorgan un punto de vista global presentando nuevos detalles a los sucesos (apoyándose en los contrastes culturales de los dos directores). Bajo un contexto duro en el que se hace hincapié en las relaciones emocionales de las víctimas de la violencia, la propuesta se aleja al no mostrar los conflictos políticos en aras de beneficiar la narratividad. Una narrativada a la que se le otorga un peso, quizás exarcebado, que genera ritmo y tensión a base de jugar con el metraje y que se sustenta en un alto grado de verosimilitud gracias al empleo de una estética que se acerca al documental.

La nominación de "Ajami" supone la novena oportunidad para ganar el Oscar para el país israelí que no cuenta con ninguna estatuilla. Todo parecía que el año pasado iba a ser su año, pero la japonesa "Departures" derrotó a "Waltz con Basir". Otorgarle el premio este año supondría más premiar la filmografía del país que reconocer el mérito de este film.

"Das weisse Band", Michael Haneke, Alemania.

Michael Haneke es uno de los directores que mejor sabe impactar al espectador. La violencia y la culpabilidad son los dos temas en los que se basa su filmografía y, "Das weisse Band" es un ejemplo de ello, aunque en este caso sea de manera implícita. Mediante una fotografía monocromática, una cámara rígida que no acompaña a los personajes y que se queda en lo que comúnmente sería el fuera de campo en los actos violentos (aunque sí se intuya esa violencia por medio del sonido, por ejemplo), logra el distanciamiento que deja al espectador en una posición de impotencia al sólo poder ser un mero "espectador" de la historia, aunque es típico en Haneke que recurra a la participación activa de éste para que encuentre el significado completo (algo que se ha descuidado en este caso).

No es simplemente la explicación del pensamiento alemán a las puertas de la Primera Guerra Mundial. Bajo una localización concreta, un pequeño pueblo de Alemania, y unas situaciones precisas, presenta un ejemplo del modelo y del problema universal del ideal pervertido. Es decir, de lo inhumano y de las consecuencias que hay al forzar a la ingeniudad, representada por los niños, bajo un ideal absoluto, anclado en lo religioso, obligándose a sí mismos a ser justicieros con aquéllos que no cumplen lo correcto.

Ésta es la novena nominación para Alemania desde la unificación. "La vida de los otros" supuso el último premio a la filmografía del país y, "Das weisse Band" se propone como la favorita ante la avalancha de premios y la nominación a mejor fotografía, cuyo gremio le otorgó su premio. Aún así, la controversia que generan las películas del director, podría beneficiar a su mayor rival, "El secreto de sus ojos".


"El secreto de sus ojos", Juan José Campanella, Argentina.

Bajo las características ontológicas del film noir clásico, combinadas con el melodrama, la comedia y el thriller, "El secreto de sus ojos" narra una historia sobre los recuerdos que se quedan en la memoria. Recuerdos que no se olvidan hasta que no se resuelven y que marcan a Benjamin Espósito tanto que se le añaden a su bagaje emocional, motivo por el que la historia se presenta de manera mediante un flashback y con el pretexto de la escritura de un libro sobre el acontecimiento vivido por el protagonista, índice con el que juega la película difuminando la realidad y la ficción. Es ahí donde el guión desenvuelve las tintas del cine negro con gran atino, jugando constantemente con la confusión y la mentira para que el espectador no logre averiguar ese desenlace tan impactante como atroz, elemento del film que no olvidará el espectador.

Séptima nominación para Argentina y segunda para un film de Campanella, que ya disputó en 2001 la carrera con "El hijo de la novia", aunque perdió a manos de la película "En tierra de nadie", "El secreto de sus ojos", infravalorada en los festivales, cuenta con los ingredientes exactos para encantar a aquellos académicos que no han sido conquistados por la lectura que propone la cinta alemana.

La teta asustada, Claudia Llosa, Perú.
La sorpresa de las nominadas es totalmente contraria a la Argentina. "La teta asustada" se basa en las consecuencias del temor y el miedo femenino, personalizado en la figura de Fausta, ante las violaciones que sufrieron las mujeres a causa de los terroristas años anteriores.
Se trata de un film en el que la lírica de la imagen y su plasticidad superan la leve trascendencia de la diégesis (parte de la historia que se narra). Una historia que se aferra al interior de Fausta, de la que Magaly Solier sabe expresar con dignidad silenciosa, sin necesidad de emplear el tópico de la voz en off para conocer sus emociones. Es ahí, dónde recae el peso, pues la estructura del film se cierne en las consecuencias emocionales que sufre Fausta y su desarrrollo a su salida del núcleo familiar que, a causa del exarcebador temor, no le permite confiar en el "otro" ajeno.
El significante (la forma en la que se plasma el contenido) se embellece bajo un contenido que se muestra pausado, lleno de costumbres folclóricas (que desvirtuan la historia principal centrándose en las cuestiones familiares) y de penas cantadas en quechua.
Primera nominación para Perú que ve entorpecida su carrera por la presencia de otro film latinoamericano entre las nominadas cuya narrativa logra atrapar al espectador con más atino.


RESOLUCIÓN:
Imprevisible es un adjetivo que va ligado a esta categoría. Aunque las apuestas creen que la ganadora saldrá de la dualidad impuesta por la cinta alemana y la argentina (que en ambos casos sería el acercamiento de un gran director a Hollywood), podría suceder que una alternativa a estas dos saliera beneficiada. En ese caso, la opción más plausible sería la película francesa, puesto que, como he mencionado, premiar la cinta israelí, sería más un reconocimiento a la filmografía que a la película en sí y, la peruana no ha terminado de complacer por su leve narratividad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿no es curioso que esta categoria es la que mas sorpresas da en los ultimos años? ¿tendra algo que ver que es necesario ver todas las peliculas para poder votar? ¿que ocurriria si fuera obligario para el resto de categorias?
Luisfer

Silvia dijo...

Interesante resumen de las películas que dan un soplo de aire nuevo a Hollywood.

¡A ver que pasa esta noche!