martes, 8 de septiembre de 2009

"The last station", de momento sin distribuidor


De Los Angeles Times: "En Telluride se encuentra el lugar de las causas perdidas. "Slumdog millionaire", que ganó el año pasado mejor película y que se presentó también en Telluride, es el ejemplo perfecto de este fenómeno. Una película que salió en busca de financiación, fue reescrita en gran parte al inglés en los últimos minutos y encontró a su distruibuidor en el tiempo de descuento.
Una situación similar le ocurre a "The last station". Adaptación de la novela histórica de Jay Parini, "The Last Station", la película ha estado rodando durante dos décadas. Cuando el libro de Parini sobre Tolstoi y su relación con su esposa, Sofía, fue publicado en 1990, el actor Anthony Quinn consideró que no era sólo material para una película, sino que él mismo debía realizar el papel de protagonista. Él se puso al frente del proyecto, pero a cada paso que daba, retrocedía dos. Había una enorme cantidad de revisiones de guión y salidas en falso, y la muerte de Quinn en 2001 echó al traste el proyecto.
El primer productor del film, Bonnie Arnold abandonó el proyecto durante unos años y se fue forjando como gran productor tras éxitos como "Bailando con lobos", "Toy Story" y "Tarzán". Pero cada vez que hacía un trato con Disney o DreamWorks, Arnold se aseguró de que se reservaba el derecho de hacer "The Last Station".
En un primer momento, Anthony Hopkins iba a interpretar el papel de Tolstoi junto a Meryl Streep como Sophia. En otra encarnación, Glenn Close iba a ser la mujer protagonista. "Yo me ponía en contacto con gente interesada en el proyecto, pero siempre había problemas. Una persona estaba interesada, y entonces no tenía el dinero. O usted tenía el dinero, y la persona no estaba disponible".
Por último, con Hoffman y los productores Chris Curling y Jens Meurer fueron capaz de reunir 18 millones de dólares de media docena de entidades alemánas y rusas y "The Last Station" entró en producción a principios de 2008, casi 20 años después de que Quinn leyera la novela por vez primera. Helen Mirren fue elegida como Sophia, Christopher Plummer como Tolstoi y James McAvoy como el secretario de Tolstoi, Valentin Bulgakov.
Y ahora en Telluride, la película se ha convertido en una de las más comentadas. Pero ahora se enfrenta a un nuevo desafío crítico: encontrar un distribuidor. "La película es realmente un deleite para el público, y realmente espero que un distribuidor se dé cuenta de ello", cierra Bonnie Arnold.

1 comentarios:

fon_lost dijo...

Helen Mirren es una actriz de los pies a la cabeza. Su nombre en el cartel ya ha llamadao mi atención.